A pesar de décadas dedicadas a la educación del público, atención de los medios y el endurecimiento de las penas, los accidentes por conductores ebrios siguen asolando nuestras carreteras, calles suburbanas y carreteras rurales.

Es ilegal en todos los estados conducir bajo los efectos del alcohol o las drogas o conducir con un nivel de concentración de alcohol en la sangre (BAC; siglas en inglés) de .08%. Para los menores de 21 años, el nivel es .02%, o esencialmente un nivel de tolerancia cero. Los conductores comerciales, tales como conductores de autobús o de taxi o camioneros, se presume que están incapacitados cuando tienen un nivel de .04%.

Las estadísticas de accidentes de conducción intoxicada, DUI (siglas en inglés), de la Administración Nacional del Tráfico en las Carreteras (NHTSA; siglas en inglés) y Madres Contra Conductores Ebrios (MADD; siglas en inglés) son preocupantes:

  • Una muerte de tráfico causada ​​por un conductor ebrio (DUI) se produce cada 53 minutos
  • Conducir ebrio es la causa del 31% de todas las muertes relacionadas con el tráfico
  • Una persona es lesionada cada 2 minutos por un conductor borracho
  • Más del 23% de los conductores ebrios tienen 21 a 25 años de edad

Sus posibilidades de ser víctima de un accidentes por un conductor borracho aumenta en la noche, los fines de semana y en ciertos días festivos, como la Víspera de Año Nuevo, Día Memorial o el 4 de Julio. En cualquier momento mientras maneja, se corre el riesgo de ser lesionado por un conductor borracho.

Comprobar Responsabilidad Civil en un Accidente de Conductor Intoxicado (DUI)

Aunque conducir con un nivel de alcohol de .08% o en estado de ebriedad es ilegal, no es necesariamente indicativo de lo que causó el accidente. Usted todavía tiene que probar que la conducta negligente del conductor fue la causa. La negligencia es un principio jurídico de responsabilidad civil por el cual una persona tiene el deber de ejercer un cuidado razonable en el desempeño de una actividad a fin de no dañar o perjudicar a otros. Cada automovilista que conduce tiene deber de ejercer precaución, obedecer las leyes de tránsito y evitar herir a otras personas en las carreteras.

Un motorista rompe ese deber de cuidado al manejar imprudentemente, con exceso de velocidad, distraído o en estado de ebriedad y causar un accidente. Cuando no está actuando de manera responsable o normalmente prudente, el conductor aumenta el riesgo de un accidente. Esto conduce a una colisión por alcance, pasarse una luz roja o señales de alto, manejar por sentido contrario, perder el control del vehículo o quedarse dormido.

En algunos casos, un bar o restaurante que sirve alcohol a una persona obviamente intoxicada y permite que la persona conduzca también puede ser responsable de los daños sufridos de una persona lesionada o muertes por la persona que posteriormente abandonó el establecimiento y causó el accidente.

Compensación en un Accidente de Conductor Intoxicado (DUI)

La compensación en un accidente de auto normalmente se paga por el seguro de automovilista. En Arizona, se requiere que todos los automovilistas tengan seguro de auto con límite de responsabilidad de al menos $15,000 por lesiones y $30,000 por accidente. Estos niveles de cobertura son bajos, por lo que es imperativo que los conductores tengan seguro contra conductor sin seguro o con insuficiente seguro por lo menos de $100,000 por lesiones y $300,000 por accidente, para evitar circunstancias en las que los límites de responsabilidad son lamentablemente insuficiente.

Daños típicos en un caso de accidente de auto incluye gastos médicos, salarios perdidos, daños a la propiedad y dolor y sufrimiento.

En un accidente de DUI, la parte perjudicada también puede pedir una indemnización por daños y perjuicios. Estos son daños, además de los que ya se aplicaron según diseñados para castigar a la parte responsable de la conducta considerada negligentemente grave o deliberadamente sin sentido. Tales premios son raros; sin embargo, si el conductor culpable tenía un nivel de alcohol excesivo, y el conductor gravemente hirió o mato a alguien, entonces la víctima tiene una mejor oportunidad de cobrar una indemnización por daños y perjuicios. Esta compensación, sin embargo, debe venir de los activos personales del conductor ya que el seguro no cubrirá dicha conducta.

Por estas razones, se necesita un abogado de lesión personal con gran experiencia y conocimiento que puede examinar todos los aspectos de su caso y aconsejarle sobre todas las alternativas legales a obtener al máximo la compensación para su caso.