El estado de Arizona es en gran medida un estado rural o desierto con sólo unas pocas autopistas. Aun así, estas carreteras dan lugar a millones de vehículos y, predeciblemente, a miles de accidentes de tráfico cada año.
Hay seis autopistas interestatales en Arizona, el I-10 e I-17 siendo los más transitados. También hay numerosas carreteras estatales que pueden tener de uno a cuatro carriles. Aunque hay límites de velocidad de 75 mph en las carreteras interestatales rurales y 65 mph en las carreteras interestatales urbanas, que también se aplican a los camiones tipo tráiler, estos límites son ignorados rutinariamente.
Las siguientes son las cinco autopistas más peligrosas en Arizona basadas en muertes por milla, según los datos Administración Nacional de Seguridad de Tráfico en Carreteras:

Interestatal 10: 518 muertes entre el 2004 y 2008
Interestatal 17: 164 muertes entre el 2004 y 2008
Interestatal 19: 57 accidentes mortales entre el 2004 y 2008
Interestatal 15: 23 muertes entre el 2004 y 2008
I-40: 220 muertes entre el 2004 y 2008

Factores en Accidentes de Carretera
Hay varias razones de los accidentes automovilísticos en las carreteras, y no de menos importancia la velocidad. Arizona tiene millas de carreteras con nada más que vistas del desierto que muchos conductores interpretan como una invitación abierta para correr tan rápido como los vehículos puedan. A velocidades excesivas, los conductores han reducido el tiempo hacer una rápida decisión, distancia de frenado más largo, y un aumento de la probabilidad de perder el control del vehículo cuando se enfrentan a un riesgo.
Otros factores incluyen:
Conductores ebrios
Conductores fatigados o aquellos que se duermen al volante
Conductores impedidos de uso de drogas
Conductores distraídos, por lo general por uso del teléfono celular
Mal tiempo
Defectos en el diseño de la carretera
Fracaso de dirección o frenado
Cambios de carril peligrosos

Los accidentes en las carreteras donde las velocidades son entre 65 mph y 100 mph también pueden ser causados por cambios de carril peligroso, o el fracaso de ver y reducir la velocidad para vehículos de movimiento lento u objetos en la carretera, incluso animales. A un vehículo que de repente se le revienta una llanta o tiene un problema con el frenado o dirección también es más propenso a perder el control a altas velocidades. Esto puede hacer que el vehículo se salga de la carretera o choque con otro vehículo.
Retenga una firma de abogado que no sólo tiene experiencia y conocimientos en la ley de accidentes de auto, sino que es comprensivo de sus necesidades y metas y le puede proporcionar la representación profesional que necesite. Si usted o un ser querido sufrió lesiones en una autopista de Arizona u otra carretera, póngase en contacto con una firma de abogado de lesiones de renombre inmediatamente.