Nuestro Blog

¿Cuál Es La Diferencia Entre Una Tarjeta Verde o “Green Card” y La Ciudadanía?

Una cuestión que frecuentemente sobresale, es la distinción entre ser un ciudadano y un residente permanente (también conocido como tener tarjeta de residente o “green card”).

Aunque tanto los ciudadanos como los titulares de tarjetas de residencia tienen el derecho legal de residir dentro de los EE.UU., los dos términos jurídicos mencionados tienen significados muy diferentes.

Ciudadanía

Nacer en los EE.UU. confiere automáticamente la ciudadanía. “Ciudadanía de Nacimiento”, el término jurídico para la ciudadanía, incurrida por nacimiento, se aplica a cualquier persona nacida en los EE.UU., incluyendo descendientes de inmigrantes indocumentados, sin importar la ciudadanía de los padres. La segunda forma de obtener la ciudadanía de los EE.UU., implica solicitar la naturalización.  El proceso de naturalización incluye una verificación de antecedentes penales, examen de ciudadanía, y una comprensión básica del idioma inglés. El gobierno de los EE.UU. no puede deportar a ciudadanos de los EE.UU.

Derechos de Ciudadanía

La ciudadanía en los EE.UU. proporciona innumerables derechos legales que no son otorgados a los titulares de tarjetas de residencia. Por ejemplo, usted puede ser elegible para recibir un pasaporte americano, el cual cualifica para la entrada a varios países sin tener que solicitar una visa. Los ciudadanos de los EE.UU. tienen el derecho legal de votar en las elecciones electorales, estar en jurados y solicitar empleos federales. Como ciudadano estadounidense, usted puede también solicitar al gobierno federal que permita a sus familiares inmigrar al país. Igualmente, puede tener acceso a numerosos beneficios económicos académicos, tales como becas estudiantiles.

Residencia Permanente

A los titulares de tarjetas de residencia, se les otorga el derecho legal de residir dentro los EE.UU. Esto puede confundir a algunas personas, ya que es un derecho concedido automáticamente a los ciudadanos de los EE.UU. Sin embargo, los residentes permanentes titulares de tarjetas de residencia se enfrentan a varias restricciones legales. Como residente permanente, usted tiene un número limitado de visas de inmigrantes que otorgan a “parientes de preferencia”. Usted tiene el derecho legal de trabajar en los EE.UU., pero su estado legal le impide votar en cualquier elección electoral de los EE.UU. Las autoridades estadounidenses de inmigración limitan la cantidad de tiempo que usted puede estar legalmente ausente de los EE.UU., poniéndolo vulnerable a perder su tarjeta de residencia, especialmente si usted sale del país por más de 180 días a la vez. Los titulares de tarjetas de residencia también están atados a la posibilidad de deportación, a causa de un acto criminal, un cambio en la ley promulgada por el congreso o simplemente un abandono en el proceso de naturalización; cuando los ciudadanos nunca tienen que preocuparse en perder su derecho irrevocable de residencia permanente en los EE.UU.

Generalmente, los inmigrantes titulares de tarjetas de residencia, los cuales han demostrado, por un plazo de cinco años, una fuerte moral, y han mantenido una presencia física continua dentro de los EE.UU., tienen el derecho legal de solicitar la ciudadanía de los EE.UU. Se concederá la ciudadanía si el inmigrante demuestra la capacidad de hablar y entender el inglés, al igual que pasar un examen sobre la historia y el gobierno de los EE.UU.

Le recomendamos que se comunique con nuestra oficina para entender más sobre las importantes diferencias entre una residencia permanente, bajo una tarjeta de residencia, y una ciudadanía de los EE.UU. Nuestro equipo de abogados de inmigración expertos en la práctica pueden asegurar que nunca tenga que preocuparse por una posible deportación, y pueden guiarlo apaciblemente en el transcurso de esta transición de inmigrante a ciudadano de los EE.UU.